Desde el pasado doce de diciembre de 2017 está en vigor el Real Decreto 513/2017 que modifica la normativa de instalaciones contra incendios, prestando especial atención en los equipos de extinción, las empresas mantenedoras y las inspecciones.

Las empresas que ya se dedicaran a esta actividad, deben adaptarse a las nuevas normativas en el plazo de un año. Existen múltiples requisitos legales y nuevos detalles para que una empresa pueda operar en el ámbito de la protección contra incendios, pero destacaremos aquí cuatro.

  • Disponer de personal cualificado contratado según lo establecido por la normativa. En el ANEXO III se define como se acredita la capacitación de un operario, que, junto con un Ingeniero Industrial, son los requisitos mínimos de cualquier empresa tanto como instaladora como mantenedora.
  • Tener un certificado de calidad del sistema de gestión de la calidad implantado, emitido por una entidad de certificación acreditada que incluya específicamente este tipo de actividad.
  • Tener suscrito un seguro de responsabilidad civil por una cuantía mínima de 800000€ que cubra los riesgos de las actuaciones necesarias .
  • Ser responsable en la detección proactiva de posibles defectos en la instalación, ya sea desde el diseño, ejecución como mantenimiento, informando a los responsables de la instalación antes de la ejecución con un informe técnico.

Existen multitud más de detalles, obligaciones y protocolos en la nueva normativa de protección contraincendios, pero estos cuatro puntos son esenciales, y deberías comprobarlos antes de contratar a tu empresa instaladora.

Por supuesto, Tesla Industrial cumple rigurosamente toda la normativa expresada en el decreto 513/2017 y así lo certifica la normativa ISO 9001:2008 expedida por IQNet. No confíes en cualquiera para la instalación de medidas de protección contra incendios, ajustarse a la normativa vigente es esencial y reduce riesgos que son innecesarios.